Le diré de mí mismo que soy un hijo de mi tiempo, un hijo de la increencia y de la duda, lo he sido hasta ahora e incluso (lo sé) lo seré hasta que me muera. Cuántas penas me ha costado ya mi sed de fe y cuántas me cuesta todavía. Una fe que se vuelve más fuerte en mi alma cuantos más argumentos contra ella encuentro.

Fiodor Dostoievsky

15 marzo, 2010

UNA PEQUEÑA RECOMENDACIÓN


Parece que pasadas dos películas en las que pudieron contar con gente con mucho caché en Hollywood, los hermanos Coen han vuelto a rodar un film que, en principio, se diría de menor calado.

Hace muy poco que he visto Un tipo serio y parece que éstos dos están en forma. Nos retratan a un profesor universitario judío de una forma que sólo los directores saben, la mezcla de ironía y tragedia se tocan muy de cerca en la vida del protagonista, una vida estructurada en tres momentos que coinciden con la visita a tres rabinos.

La crueldad del Dios judío no alberga compasión ninguna ante su prole y el sufriente Job se podría quedar a la altura del betún de judea comparado con nuestro protagonista que lo mismo aguanta que lo largue de casa el amante de su mujer que lo mismo tiene que aceptar sobornos universitarios, con funestas consecuencias.

La vida de este pringao tiene que devenir en ácida tragedia, final que los Coen dejan abierto pero demasiado bien atado, la última llamada del film podría desmoronar al mismísimo Job.

3 comentarios:

  1. Será interesante verla, aunque supongo que ya tendrá que ser sola.

    ResponderEliminar
  2. Jo, cuántas pelis tengo pendientes de ver. 1+...

    ResponderEliminar

Un comentario puede hacer que este pobre mujik tome aire y se decida a escribir de nuevo ante el inusitado clamor popular.